sábado, 26 de febrero de 2011

Lo que mas me gusta de ti, es cuando me miras de reojo, sin que nadie se de cuenta de que nos estamos mirando, y con ese instante mirandonos a los ojos decimos todas esas palabras que se quedaron sin decir algún día.

domingo, 20 de febrero de 2011

Cuando estabámos en lo bonito, se torció todo y pude ver la otra cara de la moneda, como la primera vez que te hacen daño, el dolor supera todo lo bueno, y ya no hay palabras que puedas entender, tus planes se rompen y te quedas sin nada, y aunque no entiendas todo lo que se te viene encima te sientes más que herida, tal vez traicionada, pero aunque todo te parezca injusto, doloroso y extremadamente real, si no le ves las dos caras a la moneda, no hay moneda completa, y así es como se llega a conocer a una persona, persona que aunque la ames con todas tus fuerzas también tiene secretos.

Quieres a alguien que te quiera y que te lo diga. Que te bese cuando te vea sin ningun complejo y que tenga miedo de que te pase algo. Que te coja con cuidado y que cuando te mire a los ojos se emocione. Quieres a alguien que te coja de la cintura mientras te acaricia el pelo y que cuando te empiece a besar te susurre al oido que te quiere mientras te abraza. Que te apoye, que te de sorpresas y que de noche te llame para que bajes a la calle y esperarte con un beso y un ''Buenas 
noches princesa. Te quiero''.

-Yo también quiero mi lugar feliz!
+Pues búscalo y no patalees como niña caprichosa.
-Lo encontré.
+¿Cómo es?
-Es un lugar en el que el tiempo se para cuando mi corazón se acomoda, un lugar donde no existen las tempestades, donde solo hay lugar para cielos de colores claros, con su gran sol, también hay bellas praderas en las que puedes dejarte caer que no sufrirás un rasguño, mm hay flores de muchos colores, y hay una preciosa puesta de sol en la que se mezclan todos los colores, y dan lugar a un extraño pero agradable sentimiento. Pero no hay nadie, solo están mis pensamientos, mis sensaciones, mis alegrías, mis sonrisas, mis olores... es mi lugar feliz.

Cuando era pequeña, siempre me decían que la felicidad era la clave de la vida. Cuando iba al colegio me preguntaron que que quería ser de mayor, yo escribí que quería ser feliz. Me dijeron que no había entendido la pregunta. Yo, yo sólo les contesté que ellos no habían entendido lo que era la vida.

sábado, 19 de febrero de 2011

He llegado a la conclusión de que la vida es un constante tráfico de sonrisas. Que de vez en cuando hay que aferrarse a algo o a alguien y dejarse llevar. Olvidarse de todo lo que pasa a nuestro alrededor y centrarse en eso, en una sola persona.
Lo realmente jodido, es si esa persona se convierte en algo parecido al eje de tu ilusión. Y más jodido es cuando aparece alguien de por medio dispuesto a joderte la poca ilusión que te queda. Que la vida es caerse y levantarse. Y volver a caerse, y volver a levantarse. Y yo no estoy aquí para caer más. ¿Qué más da que no me regales a mí tu primera sonrisa de la mañana? Podrás regalarle a todas tu sonrisa, pero sólo a una el corazón. Y eso, es algo que me he propuesto conseguir.