martes, 13 de diciembre de 2011

Él no es el más guapo, ni mucho menos. No es el más atractivo ni el que tiene los ojos más bonitos. No tiene cuerpo de gimnasio. No es el más listo, ni el que destaca con sus notas. Puede que no sea el más amable ni el mejor amigo. No es el chico perfecto, y nunca será el típico príncipe azul, más que nada por la razón de que éste no existe. Tampoco tenemos los mismos gustos. Pero él siempre me saca una sonrisa, el que me hace sentir un cosquilleo en el estómago. Es él el que me hace ver que la perfección no está en los ojos del que mira.
Es el que me hace olvidar hasta lo inolvidable. No es lo más, pero es mi más.


4 comentarios:

MariaMG dijo...

Me gusta mucho, me identifica bastante. No hace falta que sea perfecto para que te haga sentir única.
Un beso desde http://touchingthespace.blogspot.com/ :)

Elena dijo...

WOWW!!!! me siento super identificada con este texto, es lo mismo que siento yo porque puede que el no sea el chico perfecto pero para mi si lo es.
pasate por mi blog: http://afrontalavidaconunasonrisa.blogspot.com/

Nor. dijo...

muy lindo tu blog, te sigo
un beso :)

Alicia dijo...

hello:)
me encanta esta entrada^.^
Una pregunta, ¿Cómo haces para que no se pueda copiar el texto?
un besazo:D